Somió

19 noviembre 2011

La cita fue el  a las 10h00 en LABoral Centro de Arte. Empezamos yendo a recoger el material de grabación a Plataforma 0 y allí estuvimos durante más de media hora intercambiando información sobre los diferentes tipos de micrófonos, grabadoras y accesorios, esta claro que hay varios que tienen interés en ir adquiriendo material. Después hicimos un paseo sonoro desde LABoral hasta Somió. En esta ocasión hice de guia yo. Salimos de LABoral y lo primero que escuchamos fueron los sonidos producidos por los coches que pasaban por la carretera que va hacía cabueñes, pero también pájaros. Caminando hacía Cabueñes nos desviamos a la izquierda justo al lado de LABoral para ir hacía Somió, como seguiamos cerca de carreteras el sonido de motor todavía estaba presente, pero enseguida nos encontramos con un prau donde había unas cuantas vacas y el sonido de sus cencerros ya nos producian sensaciones rurales. Subiendo a Somió nos fuimos encontardo con distintos paisajes sonoros donde los sonidos predominantes eran los producidos por pájaros, cortacésped, desbrozadoras, perros, gallos y algún que otro coche. Después de caminar más de media hora, dimos por finalizado el paseo sonoro y estuvimos intercambiando las sensaciones que habíamos tenido, una vez más la valoración fue muy positiva.

El lugar donde terminó el paseo sonoro era un sitio muy interesante, había una fuente y un abrevadero, así que decidimos hacer base allí, para realizar grabaciones de campo. Hubo quien decidió desplazarse unos cuantos metros para buscar paisajes sonoros y otros decidieron quedar en el entorno dell abrevadero seducidos por los sonidos que producía el agua. El escenario era ideal para sumergir los hidrófonos en el agua y disfrutar de los sonidos que capturan, y eso hicimos. Una vez sumergidos fuimos pasando los auriculares unos a otros para disfrutar de la escucha. 

Pero probablemente el momento sonoro de la jornada fue cuado sujetamos dos microfónos de contacto en una valla de madera y alambre que había justo al lado de el abrevadero. Todos quedamos fascinados por los sonidos que recogen estos micrófonos cuando rozabas, golpeabas o manipulabas alguna de las partes de la valla, incluso nos pusimos entre todos a realizar una improvisación sonora.

Después recogimos todo el material y bajamos paseando hacía LABoral donde dimos por finalizada la jornada.
Queremos dar las gracias a Diana y Romina por desplazarse desde Barcelona para participar de esta sesión. Espero que el esfuerzo les haya merecido la pena.

Juanjo Palacios




(CC) 2009-2017 Mapa Sonoru / Contacto