Centro comercial Los Fresnos. Gijón

27 octubre 2012

El centro comercial Los Fresnos se construyó hace aproximadamente 20 años. Está prácticamente en el centro de la ciudad, y en aquella época, no había ningún centro comercial tan grande en el centro de Gijón Tiene cuatro plantas comerciales, dos de aparcamiento, un gran supermercado y un montón de tiendas de ropa, deporte, regalos, etc… también había salas de cine, pero las quitaron hace unos años.

Como siempre quedamos a las 10 de la mañana, esta vez el punto de encuentro fue junto a la puerta de entrada al centro comercial que da a la Avenida del Llano. Desde allí iniciamos nuestro paseo sonoro. Al entrar al centro comercial lo primero que te llama la atención es la música ambiente y el olor. La música es muy reconocible ya que se trata de ese tipo de música de radio formula que esta por todos los espacios comunes de las ciudades. El olor es más difícil de definir, pero a mi me resultó desagradable, así que nada más entrar ya te sientes incómodo. El centro tiene cuatro plantas, nosotros entramos al nivel de la segunda donde se encuentran varias tiendas-fanquicias y en la tercera y cuarta planta es lo mismo, pero a medida que subes plantas hay menos comercios. Subimos de la segunda a la tercera y después a la cuarta por las escaleras metálicas que emiten un ruido mecánico que a mi me resultó bastante más agradable que la música ambiente del centro. Entramos en una tienda de ropa donde como suele ser habitual la música no dejaba escuchar los sonidos que se producían al manipular las prendas, perchas, etc.

El centro comercial tiene un patio central, resulta muy interesante asomarse desde las distintas plantas para percibir las diferentes auralidades y darse cuenta de que los mayoría de los sonidos vienen de la planta de abajo donde se encuentra el hipermercado, la cafetería y el mayor numero de tiendas. es allí donde hay más sonidos y más contaminación acústica. Y siguiendo con el paseo hacía allí nos dirigimos. Bajamos por un ascensor central de cristal. Para mi este fue uno de los momentos más agradables, al cerrarse las puertas del ascensor nos aisló de la mayoría de sonidos generando una sensación de paz que duro poco, pues al llegar a la planta baja y abrirse las puertas del ascensor volvimos de nuevo al ambiente del centro pero mucho más pronunciado. Pasamos por distintos comercios y al final nos metimos en el hipermercado y aunque eran las 11 de la mañana ya había mucha gente. En el hipermercado había un ambiente sonoro general pero luego destacaban los espacios dedicados a los aparatos audiovisuales, la pescadería, la carnicería, la reposición de botellas de vidrio, las cajas… Paseamos por allí varios minutos, salimos del hipermencado y dimos por terminado el paseo sonoro.

Estuvimos comentando las sensaciones que nos había producido el paseo sonoro y todos coincidiamos en que el ambiente sonoro no resultaba agradable. Un ejemplo muy claro donde la contamitación acústica le gana la partida al Paisaje sonoro.

Y después como suele ser habitual nos dispersamos por el centro para realizar derivas sonoras y grabar.




(CC) 2009-2017 Mapa Sonoru / Contacto