Parque Natural de las Fuentes del Narcea, Degaña e Ibias

Juanjo Palacios. (2019)

A lo largo del año 2019 Juanjo Palacios realizó una serie de visitas al Parque Natural de las Fuentes del Narcea, Degaña e Ibias para registrar el paisaje sonoro de un territorio por el que camina el oso, el rebeco, el corzo y el lobo. Donde extensos bosques de robledales y hayedos cubren las laderas desde los verdes valles a las altas sierras. Los cantos de las aves compiten con el rumor del agua y el viento por apoderarse del espacio sonoro. El tintineo de cencerros y las brañas hablan de la actividad ganadera y de la trashumancia a los pastos más altos durante el verano, y los cortinos, talameiros y corripas nos recuerdan como la actividad humana se mimetizaba con el paisaje.

El resultado de ese trabajo de grabación es un archivo sonoro que pretende ser una aproximación a la identidad sonora del Parque Natural de las Fuentes del Narcea, Degaña e Ibias y es parte del proyecto Reserva Sonora de la Biosfera de Asturias.

A continuación se puede escuchar una selección de las grabaciones que conforman dicho archivo sonoro.

Sobre el Parque Natural de las Fuentes del Narcea, Degaña e Ibias

Con una extensión de 555 kilómetros cuadrados, el Parque Natural de Fuentes del Narcea, Degaña e Ibias, cuenta con una de las más ricas naturalezas del Cantábrico. Dentro del parque se encuentran, además otros dos espacios naturales de gran interés: la Reserva Natural Integral del Bosque de Muniellos y la Reserva Natural Parcial del Cueto de Arbás.

El paisaje del parque ofrece una gran variedad de matices, que se definen con personalidad en cada uno de los concejos que lo conforman: en la zona de Cangas del Narcea, el relieve es abrupto y accidentado al paso del río Narcea y sus numerosos afluentes son espacios ideales para la pesca de la trucha y el salmón. En esta área se encuentra incluido parte del fascinante bosque de Muniellos, cuya visita se mantiene restringida para preservar intacta su naturaleza excepcional. En otras masas forestales del concejo está permitida la caza de algunas de sus numerosas especies salvajes como el corzo o el jabalí.

En el concejo de Degaña abundan las altas sierras y los verdes valles. Su paisaje constituye uno de los ecosistemas más típicos de la Cordillera Cantábrica. Destacan en él los robledales y otras especies, como abedules, tejos, acebos... así como su fauna salvaje, en la que se incluyen especies amenazadas como el oso, el gato montés y el urogallo. Degaña es, a su vez, una Reserva Regional de Caza muy apreciada por los amantes de esta disciplina.

El tercer concejo que se incluye en el parque es Ibias. Una zona con gran relieve montañoso que, sin ser demasiado abrupto, dota al paisaje de gran belleza y riqueza vegetal. El monte de Valdebois, en el bosque de Muniellos, es su enclave más importante. Las fuentes del río Ibias y sus afluentes bañan las sierras y valles de aguas cristalinas. Ibias cuenta con testimonios que demuestran su población en el Neolítico y en la época castreña y romana. Dólmenes en Pradías y Chao Leda funden historia, cultura y arte con la naturaleza espectacular de parajes como Muniellos o los Ancares.

Destaca en todo el concejo de Ibias la arquitectura popular de hórreos y pallozas, que son una evolución de la casa castreña.

Fue declarado Parque Natural en 2002 y Reserva de la Biosfera en 2003.

Información extraída de www.turismoasturias.es





Con el apoyo de: